Barbet: educación, carácter, salud, presupuesto y precios

Barbet: educación, carácter, salud, presupuesto y precios
Rate this post

El Barbet es un perro de agua particularmente entrañable, con un aspecto fácilmente reconocible debido a su pelaje rizado y barba larga. Es tan cariñoso como enérgico y necesitará trabajar duro para sentirse bien consigo mismo.

Su documento de identidad

Nombre: Barbet.

Grupo: Grupo n°8: Perros de caza – Perros de caza – Perros de caza – Perros de agua. – Sección n°3: Perros de agua. Con test de funcionamiento.

Altura a la cruz: entre 58 y 65 cm para los machos y entre 53 y 61 cm para las hembras.

Peso: El Barbet, macho o hembra, pesa entre 20 y 25 kg.

Color: el pelaje del Barbet es unicolor, puede ser negro, blanco, gris, marrón, así como todas las tonalidades, desde la arena hasta el cervato.

Pelaje: el pelaje del Barbet es largo, rizado, muy denso, casi malvado, de textura lanosa.

Cuidado del cabello: el Barbet no muda, por lo que el mantenimiento de su pelaje es muy sencillo: basta con un simple cepillado semanal para evitar nudos y mantener la calidad de su pelaje.

Cuerpo: Perro robusto, potente y de tamaño mediano. Está bien proporcionado. El cuerpo de este perro es largo. El pecho es ancho y poco profundo.

Cabeza: la cabeza del Barbet es muy densa en pelo, con barba larga y bigote por todo el hocico. Su cráneo es ancho y redondeado y su stop marcado.

Ojos: Los ojos del Barbet son redondos y de color marrón oscuro.

Orejas: Las orejas del Barbet son bajas, bastante largas, planas y anchas. Se suministran en pelos que forman mechones.

Cola: La cola del Barbet se coloca baja y ligeramente por encima de la línea de la espalda del perro cuando está en acción. La punta de su cola forma un pequeño gancho.

Esperanza de vida: unos 14 años.

Necesidad de gasto: significativa.

Nota: lEl Barbet, inicialmente utilizado como perro de trabajo, ha mantenido su necesidad de ser útil y solicitado regularmente por sus dueños. No le bastarán simples paseos, sino que tendrá que estar acompañado por maestros deportivos y disponible para ofrecerle diversas actividades.

Actividades posibles: actividades relacionadas con el agua, largas caminatas, agilidad, etc.

Vivir en un apartamento: posible.

Nota: mAunque el Barbet es más bien un perro rural que necesita pasear durante mucho tiempo con, si es posible, un punto de agua cercano, podrá sin embargo evolucionar en un entorno urbano, sólo si sus propietarios le ofrecen varias salidas diarias para satisfacer plenamente sus necesidades.

Compatibilidad con los niños: posible.

Nota: El Barbet es un animal muy gentil y cuidadoso con su grupo social, por lo que podrá vivir con niños.

Sin embargo, para que la cohabitación sea sana y segura, será necesario establecer y respetar las normas de vida en el hogar.

Coste de adquisición: se necesita una media de 1200€ para adoptar un Barbet en cría.

Presupuesto mensual: se necesita una media de 40€/mes para cubrir las necesidades del Barbet y al mismo tiempo proporcionarle una alimentación de calidad.

Convivencia con otros animales: posible.

Nota: el Barbet no es un perro agresivo, podrá convivir con otros animales, aunque a veces será necesario prestar atención a su instinto de caza que puede estar muy desarrollado para algunos individuos. Pero con una buena socialización propuesta desde temprana edad, su instinto puede ser canalizado y moldeado de acuerdo a sus compañeros de vida.

Robustez: el Barbet es un perro robusto y resistente, gracias en particular a su pelaje de calidad que le proporciona una buena protección contra los elementos (frío y humedad).

Su historia

El Barbet, oficialmente originario de Francia, está siendo debatido en cuanto a sus orígenes reales: serían del norte de África o de Europa Central. Inicialmente utilizado para la caza de aves acuáticas, ahora se utiliza tanto como perro de trabajo como de compañía. La raza fue reconocida oficialmente por la FCI en 1954.

Su carácter

El Barbet es un perro activo e inteligente que sabe cómo ser muy sociable. En general, es bastante equilibrado y estable en el día a día si se satisfacen todas sus necesidades.

Su educación

El Barbet no será un perro difícil de entrenar a menos que no se satisfagan sus necesidades. En efecto, si carece de estímulos regulares y ricos, no necesitará cooperar con sus amos. Una educación firme y consistente será esencial, acompañada del cuidado de sus necesidades y expectativas diarias.

Cualquier problema de salud que pueda tener

El Barbet tiene muy pocas enfermedades específicas de la raza, excepto por posibles problemas de displasia de cadera o dislocación de la rótula.

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *